lunes, 12 de diciembre de 2011

Honey Pie

Después de todo, yo te digo, sigo eligiendo esto. El camino duro, quizás. El camino que se que no me lleva a ningún lado. Sin embargo sigo eligiéndolo. Porque me llena el alma. De tristeza, sí, pero también de emoción. Adrenalina. Algo se moviliza dentro mío. Después de tanto tiempo, vale la pena arriesgarse a sufrir, por un minuto aunque sea, de esa felicidad. Por eso sigo eligiendo esto. Porque las lágrimas significan que puedo sentir algo. Que no soy una piedra. Así que, hacete la idea de que no voy a desaparecer tan rápido.

Y acá, un tema hermoso que mi hermosa amiga me puso en el Facebook para que lo escuche al despertarme. Enjoy.

3 comentarios:

Seba77 dijo...

Hay quienes no entienden a las personas que elijen el camino "difícil", pobres ellos, que no comprenden que ante un gran esfuerzo mayor es la felicidad al alcanzar el objetivo :)




Hola, si, estoy volviendo de a poco(?)

PD: Beatles <3

Seba77 dijo...

Yo de nuevo, no se hizo el corazón, no sé como hacerlo.


PD: Hace tanto que no entraba acá que ya me había olvidado mi contraseña y casi te firmo anonimamente.

virgin suicide dijo...

Jaja el corazón debería salirte haciendo eso, pero sino ALT+3 y voilá.

Y sí, el camino difícil suele ser el más intenso, interesante y llamativo. Obviamente, la felicidad es mayor aunque en este caso llegar al objetivo es algo así como escalar el Everest. Sin embargo, hay que vivir la vida sin miedo a caer.

Me alegra que hayas vuelto :)
Abrazo grande y anotate la contraseña en algún lado (?) Yo por eso uso la misma en todas mis cuentas de todo jaja.