lunes, 28 de septiembre de 2009

a sick lie ®

.


Hay momentos en los que creo que mi cuerpo me quiere decir algo..
o hasta mi propio subconsciente, es el que quiere expresarme cierta cosa.
Cuando me estoy equivocando,
cuando todo lo que ocurre me hace mal,
mi cuerpo me lo demuestra de cierta manera,
para que me haga cargo de ello.
Son como señales, para que sea consciente de lo que realmente pasa adentro mío.

¿Nunca se mintieron a sí mismos?
Son las mentiras de las cuales es más difícil desprenderse..
de aquellas que al comienzo actuamos,
pero que finalmente las hacemos propias,
y realmente las creemos.


Es ahí cuando digo, que siento éstas señales.
Cuando mi cuerpo, mi mente, mi sonconsciente,
no aguantan que me mienta tanto.
Me muestran la realidad tal cual es,
ponen mis pies sobre la tierra..
y me demuestran que mentirme a mí misma,
no me va a servir de nada.

Mentirse a sí mismo no cambia la realidad,
sólo la hace menos difícil de vivir, y sólo por un tiempo determinado.
La realidad no se mueve, no se transforma.
Siempre es la misma.
Lo único que podemos llegar a cambiar,
es la manera en la que la miramos.
Y allí es donde recurrimos a la mentira..
¿realmente ésto ayuda?

Así empiezo a enfermarme.
La angustia expresada en enfermedad:
no recomendable para domingos lluviosos.

2 comentarios:

Diego Jurado Lara dijo...

Profundo y real. Conmovedor. Un placer.
Un beso.
Diego

cronopia dijo...

no sabia qe te tenia en blog (:
un abrazo♥