domingo, 12 de agosto de 2012

They can't take that away from me

Pocas cosas en la vida no pueden frenarse en absoluto, ni retrasarlas, ni modificarlas, ni evitarlas. Una de ellas es envejecer. Heme aquí en la víspera de mi vigésimo cumpleaños, sintiéndome de muchas formas diferentes al mismo tiempo. Sin embargo, es un caso perfecto para aplicar mi plande "mejor no pensar".

No se si ya subí este tema, pero de todas maneras, nunca está de más. Los dejo con estas dos hermosas personas...

1 comentario:

Seba77 dijo...

Hola, si, venía a saludar por acá en motivo de su vigésimo cumpleaños, debido a que firmar muros de facebook me resulta muy anti-yo(?)
(Rebeldía de escritorio le dicen)

Feliz cumpleaños, señorita Zitare. Espero que la pases muy bien, y aprovechá a festejar, que veinte años no se cumplen todos los días. Te mando un abrazo y nos estamos ¿firmando?

PD: De hecho, nunca entendí eso de "no se cumplen todos los días" se supone que ningún cumpleaños se cumple mas de un día. Bleh, como sea, cuidate :)