miércoles, 17 de junio de 2009

a small victory *

.


Últimamente la vida me está ganando.
Siento que a medida que los días pasan, la vida me golpea, y me golpea.
Pienso que tengo que ser fuerte, que tengo que aguantar a las circunstancias de la vida, que nada es perfecto..
pero llegan momento como éste, en los que siento que ni siquiera toda mi fuerza de voluntad junta puede vencer las trabas que el destino me pone.

Si hay algo que me molesta, es sentirme desbordada,
y en éstos últimos días, no hubo momento en el que no me sintiera así.

¿Llorar?
A mi nunca me fue muy útil, pero en ciertos casos es inevitable llorar, no lo manejo yo.
No me gusta llorar, se acelera mi corazón y me cuesta respirar,
se me deforma la cara, me pongo roja, y después me duelen los ojos.
Y no sólo eso, si no que cuando termino de llorar, me siento igual de triste,
igual de impotente, con la misma depresión..
y encima, me siento una idiota con la cara hinchada.

¿Golpear cosas?
Es lo que suelo hacer. Al menos la cara no se me hincha,
y me descargo bastante.. pero. tampoco soluciona nada,
y muchas veces me termino lastimando,
lo cual no sólo no resuelve nada, sino que agrega un plus de dolor físico,
al ya existente dolor emocional.

¿Gritar?
También suelo hacerlo, es una de las cosas que más me descarga,
siento que parte de mi impotencia se va con el aire que sale de mi cuerpo,
pero.. ¿qué sentido tiene gritar, si no hay quién me escuche?
Es como hablar con una pared.

¿Hablar?
Sí, dicen que hablar ayuda muchísimo. No lo sé realmente,
hay cosas que hablarlas son peor. Creo que hay algo que está muy desvalorizado en el mundo,
el silencio. También comunica cosas, también expresa sentimientos,
también acoge a la persona, también hace bien. Sólo hay que saber cuándo y cómo.
Hablar suele ser algo que me sirve en la vida, pero hay ciertas cosas
que no son fáciles de hablar, y en general, son las que más nos lastiman.


¿Esperar pacientemente a qué la vida nos acaricie?
Difícil. Arduo. Doloroso. Insoportable. Molesto. Deprimente.

¿Salir corriendo?
Escaparse. ¿De qué me escapo? Mi tristeza está dentro mío, no detrás.
Es como creer que por correr, el tumor alojado en mi cerebro se va a ir.
Cuando algo está arraigado en nosotros, no se va con sólo intentar escaparnos.
No se va con sólo comer 3kg de helado.
¿Cómo se va?

Dicen que la indiferencia mata..
entonces, voy a matar a mi tristeza.
Entonces voy a matar a mi soledad.
Voy a matar mis miedos.
Hay a vivir la vida de la mejor manera posible..
y si mi vida no se digna a ser buena,
si mi vida me pone todos los obstáculos posibles,
a ignorarlos. A matarlos.
A saltarlos y seguir.
A tragar saliva,
respirar profundo,
cerrar los ojos,
apretar los dientes
y las manos,
y a hacernos fuertes.

Que la vida no nos espera..
no va a esperar a que estemos listos para seguir,
que la vida se nos va.

Y no estoy dispuesta a perderla.

4 comentarios:

Carolina dijo...

Genial, te luciste. Me encantó.
te amo (L)

y sabés, que yo estoy dispuesta a ayudarte y estar con vos en cualquiera de tus momentos de impotencia y dolor. Porque para eso estan los amigos.

Diego Jurado Lara dijo...

Bella historia. Al final la vida es lo único que merece la pena. No hay nada como ella. Es un placer vivirla si sabemos mirarla.
Y todo un canto a la esperanza. Me gustó este escrito.
Un beso.
Diego

Anónimo dijo...

matate

virgin suicide dijo...

bueno(?