viernes, 30 de enero de 2009

sometimes


.

A veces me pregunto si todavía sabés como me llamo,
si de casualidad te acordás del primer día en que nos vimos..
si alguna vez, hablando con alguien, me nombraste, casi sin querer..
si cuando vez algo en particular, mi imágen aparece repentinamente en tu cabeza,
si a veces, por simple curiosidad, pensás en saber algo acerca de mi vida,
si cuando alguien me nombra, algo en vos cambia,
si en algún momento de todo este tiempo que pasó, me extrañaste aunque sea un poco,
si te acordás de cada palabra que me dijiste, de cada gesto, cada caricia,
si sólo por diversión, alguna vez se te ocurrió pensar que hubiera sido de nuestras vidas si las cosas hubiesen sido diferentes..
si aunque sea una sola vez, se te cruzó siquiera por la mente el hecho de que talvez te equivocaste con lo que hiciste,
si te fue tan fácil borrarme como si fuera un simple dibujo en lápiz en el cuaderno de tu vida, como lo haces parecer.

Suena enfermizo, y así me siento, enferma.

Y aunque cada vez tu imágen se vea más y más difusa,
sigue en mi mente como el primer día.
Aunque al pasar el tiempo, las lágrimas son menos, o hasta ya ni existen,
aunque sepa que con el tiempo, la herida va a sanar, y voy a dejar de pensar todo esto,
aunque estoy completamente segura de que en algún momento de mi vida las cosas van a ser mejores,
van a cambiar, y voy a volver a sonreír con sinceridad, de corazón, cuerpo y alma.
Aunque desde lo más profundo de mi ser estoy segura de que esto es una simple estapa,
que esto se va a ir con el tiempo, y cuando éste pase, voy a reírme de lo que hoy me saca el sueño..
a pesar de saber muy bien todo lo que dije, a pesar de todo, me sigue doliendo en lo más profundo de mi ser.
Cada vez que veo una mano para salir del pozo, me resbalo.
De una u otra manera, es un circulo que vuelve a empezar una y otra vez,
y del que desesperadamente quiero salir..

¿ o no?

3 comentarios:

Edgar Marmolejo dijo...

En ocasiones no queremos. En mi caso personal, sucede que me miento a mi mismo y me doy excusas falsas o justificaciones. Por suerte ese niño interior siempre me ha sacado adelante. Pero supongo que no todo el mundo es igual. Salu2.

Miss Antropía dijo...

Creo que es importante vivir cada etapa intensamente, tanto el dolor como la alegría, aunque en el momento nos duela demasiado, nos hace conocernos mejor a nosotros mismos y a los demás. Un abrazo.

Luis dijo...

lindo texto...buen formato.

y quién no sintió lo mismo?

no?


muy bueno